Now Reading
Como mejorar tu salud física y mental con solo 10 tips
eskişehir su arıtma escort afyon escort bilecik escort aksaray escort sivas escort wordpress theme plugins implant

Como mejorar tu salud física y mental con solo 10 tips

¿Quieres mejorar tu salud física y mental? Sigue estos 10 sencillos hábitos

Cada vez somos más conscientes de lo importante que es cuidar de nuestra salud, tanto física como emocional. “Cuidar la salud es más sencillo de lo que parece, solo tenemos que adaptar nuestros hábitos cotidianos con prácticas saludables“, explica Federico de Vicente, CEO de Gympass Iberia, desde donde nos resumen las que son, en su opinión, las 10 claves más efectivas y sencillas para cuidarnos

Escucha y estira el cuerpo

Vamos demasiado deprisa y son muchas las ocasiones en las que no nos paramos a escuchar las señales que nos lanza nuestro cuerpo. Por eso, al despertarnos por la mañana, es una buena idea dedicar unos minutos a escuchar a tu organismo. La clave es focalizar la atención en cómo cada parte se estimula y activa para hacer frente al día. Y si a todo esto le sumamos la realización de una pequeña rutina de estiramiento, sin duda notarás sus beneficios para tu salud. Con esos estiramientos, ayudas a liberar la mente, mejorar la postura, eliminar tensión, activar la circulación o adquirir energía para empezar el día.

Mantente activo

Hay que hacer ejercicio, sin excusas. El sedentarismo resulta perjudicial para tu organismo, por lo que tienes que encontrar hueco y dedicar unos minutos diarios a hacer ejercicio, en el gimnasio, en la calle o en casa. A veces el ritmo del día a día nos lleva por delante y acabamos la jornada dándonos cuenta de que no hemos tenido ni un minuto para hacer deporte. En ese caso, es importante que mantengas la actividad del cuerpo con pequeñas acciones como subir las escaleras y no tomar el ascensor, ir andando a la compra o al trabajo o caminar mientras haces una llamada telefónica.

Tiempo también para ti

Los expertos apuntan que pasamos demasiado tiempo pegados a los dispositivos electrónicos. Antes de ponerte a mirar el móvil, céntrate en tus sentimientos, sensaciones o pensamientos. ¿No has pensado que es buena idea, por ejemplo, disfrutar del café por la mañana, saboreandolo y pensado en lo que te hace sentir? ¿O en la gozada que es disfrutar de un placentero paseo por tu ciudad? El objetivo es tratar de ser consciente de los pequeños detalles, analizando tus pensamientos.

Cuida tu higiene

Aunque el teletrabajo siga siendo una opción, no hay que descuidarse. Por un lado, será clave adquirir ciertas rutinas de higiene para cuidar la salud, como lavarse las manos para prevenir enfermedades. Pero es que, además, el cuidado del aspecto y limpieza personal no solo será importante para no contraer patologías sino también para conducirse de manera sana en la sociedad en la que uno vive. Y todo con un extra: puedes hacer de la ducha o el baño un momento relajante, pues está lleno de pequeños placeres que estimulan el cuerpo y la mente.

Respirar y meditar, dos buenas prácticas

Hay picos de nerviosismo, de estrés, en las que optar por técnicas de respiración o meditación es una buena alternativa. Haz una parada en mitad de la jornada para prestar atención a la respiración. Es una de las técnicas más utilizadas en relajación y mindfulness. La clave es tratar de respirar lenta y profundamente, centrando la atención y tomando conciencia sobre ella. Es fundamental no desviar los pensamientos hacia otra cosa.

La importancia de una dieta saludable

Junto con el ejercicio físico, otro pilar fundamental es la alimentación. La dieta debe ser variada, incluir nutrientes que sean beneficiosos para nuestra salud, y en ella se debe limitar el consumo de azúcares y grasas innecesarias. Pero, además, es importante que adquiramos hábitos diarios que favorezcan a nuestra rutina. ¿Cuáles son? Tratar, por ejemplo, de comer siempre a la misma hora y de forma relajada, tomándonos un tiempo para desconectar, hacer todas las comidas del día sin saltarnos ninguna o evitar picotear entre horas.

Fuera vicios que no te hacen bien

Sin duda, el primero que vendrá a tu mente es el tabaco, en el caso de que fumes. Esta vez sí, deja de fumar y reduce el consumo de alcohol. Al hacerlo, notarás las mejoras que afectan directamente a tu cuerpo, capacidades y apariencia. Sentirás una sensación de bienestar y energía para hacer frente al día a día.

See Also

Socializar con tu entorno

Somos seres sociales. Por eso, conectar con familiares y amigos afecta positivamente a la salud física y mental. Seguro que has oído alguna vez eso de ‘amigas medicina’, aplicable también a la familia. Pasar un buen rato rodeado de gente a la que queremos es una de las mejores formas de subir el ánimo y encontrarnos bien. Pero es que, además, las emociones positivas que resultan tras pasar un buen rato con tus seres queridos generan una variación saludable en los ritmos cardíacos que favorece una vida más larga y sana. Trata de buscar un rato para socializar y hablar de temas ajenos a tus problemas para desconectar por un instante de la rutina.

Aire libre

Pasamos mucho tiempo en casa, a veces demasiado. Por eso, es importante salir a tomar el aire de forma regular. Hay que disfrutar de actividades al aire libre. Encuentra un momento para salir, analizando cada uno de los placeres que la vida nos ofrece y focalizando la atención en lo que nos hace sentir. La brisa en la cara, los olores o los sonidos que nos envuelven.

Dormir bien, fundamental

Si no duermes bien, si no descansas lo suficiente, tu cuerpo lo nota al instante. Y es que hay que tener muy presente que muchas de las funciones de nuestro organismo, tanto físicas como mentales, se ven afectadas por la falta de sueño. Es importante dormir entre 7 y 8 horas diarias para reponer la energía necesaria para afrontar nuestra rutina.

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

© 2019 Grupo Gremol.

Scroll To Top